Miembro Activo

Sociedad Dominicana
de Ortodoncia.

 


Ortodoncia

 

 Brackets estéticos (arriba)

 Brackets metálicos (abajo)

La Ortodoncia comprende la corrección de las irregularidades dentofaciales y disarmonias dentales para lograr una condición estética y funcional más favorable. 

Frecuentemente relacionamos a la ortodoncia con "Dientes Chuecos" (malposiciones dentarias), pero realmente la ortodoncia se encarga de la corrección de muchas otras alteraciones que dan como resultado los "dientes chuecos", que es el signo más notorio que resulta de éstas.

Entre las alteraciones más comunes encontramos:

Prognatismo: Es una relación en que la mandíbula y/o los dientes inferiores se hallan adelantados con respecto al maxilar superior. Puede deberse a un excesivo crecimiento de la mandíbula, al deficiente crecimiento del maxilar superior, a la inclinación hacia afuera de los dientes inferiores o a una combinación de todos estos factores. El rasgo más característico de quien lo padece es tener rasgos de viejito y pareciera estar siempre enojado.

Retrognatismo: Es una relación en que la mandíbula y/o los dientes inferiores se hallan retrasados con respecto al maxilar superior. Puede deberse a un excesivo crecimiento del maxilar superior, al deficiente crecimiento de la mandíbula, a la inclinación hacia afuera de los dientes superiores o a una combinación de todos estos factores.

Mordida Abierta: Cuando al contactar los dientes superiores contra los inferiores queda un espacio entre ambos dificultando el sellado de los labios, se habla de mordida abierta. Generalmente sus causas son la succión digital (chupar el dedo) y la deglución con empuje lingual (empujar los dientes superiores con la lengua al tragar).

 

Mordida Cruzada: Hacemos referencia a este padecimiento cuando existe entrecruzamiento de los dientes superiores con los inferiores o viceversa.

Diastemas: Son espacios de separación entre los dientes y que en condiciones de normalidad no deben existir.

IMPORTANTE: Todas estas alteraciones producen como resultado la mala posición de los dientes, sin embargo, éstas son la causa primaria de dichas malposiciones dentales. Cabe señalar que estas alteraciones pueden ser adquiridas o deberse a factores hereditarios.

A diferencia de las alteraciones en las imágenes anteriores, la relación normal entre maxilar superior y mandíbula guarda un patrón conocido como "tijera" (al morder, los dientes superiores cubren ligeramente a los inferiores y además no hay la presencia de malposiciones dentales).